EnglishSpanish

La importancia de contar con sistemas
VRF (I)

VRF

En la industria dedicada a la calidad del aire, cuando hablamos de tecnología VRF, nos referimos a Flujo de Refrigerante Variable ( del inglés variable refrigerant flow). Pero primero, para entender bien qué es el VRF y su importancia, necesitas saber qué es un Inversor de Corriente.

 

El inversor de corriente transforma la corriente directa en corriente alterna a distintas frecuencias. La capacidad de variar frecuencias es lo que te permite variar la velocidad del motor controlado por el inversor.

En la actualidad, la inversión de corriente se realiza a través de lo que se conoce como variadores de frecuencia, también conocidos como variadores de velocidad, y tiene múltiples aplicaciones: tu refrigerador, tu lavadora, tu secadora, la banda transportadora del supermercado, el aire acondicionado de tu casa, etc.

Al variador de velocidad se suministra corriente alterna, que éste trasforma en directa y que el inversor del variador transforma en alterna de frecuencia variable.

 

En aire acondicionado y refrigeración, un Inversor de Corriente se utiliza en el motor del compresor, en el motor del abanico del evaporador y en el motor del abanico del condensador. No puedes variar uno sin variar los demás porque afectarías la termodinámica, es decir, no se puede retirar mucho calor a poco refrigerante porque se congelaría.


Gracias a la operación de variadores de velocidad el aire acondicionado ahora puede operar varias evaporados (equipos interiores) desde una condensadora. El compresor de la condensadora envía distintas cantidades de flujo refrigerante a cada evaporadora, les envía un flujo de refrigerante variable, según requiera la temperatura interior del cuarto, esto su vez requiere velocidad variable del abanico del evaporador y del abanico de la unidad condensadora que es el equipo exterior.

 

Ahorro de energía.

 

Vamos a pensar en los climas, es decir, en los sistemas de aire acondicionado tipo confort. A veces, no se requiere que esté todo el frío funcionando; solo la mitad del frío. Tampoco se requiere que el motor esté funcionando al 100%, gastando el 100% de energía. De ahí viene la ventaja de meter un variador de velocidad en un sistema de aire acondicionado.

 

El ahorro no es lineal. Un sistema de aire acondicionado al que le bajas el 30% de la velocidad en el sistema, va a encontrarse con que el ahorro de energía es de hasta el 50%.

Esta es la gran motivación para el cliente y uno de los objetivos que buscamos en Customair: ahorro de energía sin alterar la confianza de precisión que nos caracteriza.

 

—————–

Gerente de Automatización y Control en Customair.

Si quieres calidad e innovación con un sello de excelencia,

has encontrado lo que buscas.