EnglishSpanish

Ingeniería de detalle: ¿Por qué merece
la pena invertir en este valor?

Ingeniería de detalle.

Lo primero es lo primero. ¿Qué es la ingeniería de detalle? En Customair lo tenemos claro. Si nos hemos convertido en lo que somos -una empresa que diseña soluciones a medida a problemas de calidad del aire- es porque nuestro proceso siempre incluye una etapa de análisis que nos guía por el camino adecuado: empezamos platicando con el cliente, estudiando y conociendo su proceso y entendiendo sus necesidades. El resultado de este proceso es el concepto del proyecto y es lo que nos marca el camino para el diseño y la ingeniería básica y de detalle del proyecto ante el que nos encontramos.

 

Ya desde ahí tratamos de marcar la diferencia. Cuando la calidad del aire está en juego, cualquier modificación a las condiciones de diseño puede afectar a todo el proceso en el que interviene. Si no consideramos el tiempo y los recursos suficientes en el diseño, el proceso de nuestros cliente puede sufrir alteraciones graves en los parámetros de humedad, presión o temperatura y lo harán fallar.

 

Por eso, nos detenemos el tiempo que haga falta en la comunicación con nuestro cliente y en el análisis previo a la propuesta, un tiempo que después recuperaremos en la ejecución, en costos y en precisión de la solución instalada. De hecho, la ingeniería te ayuda a hacer cálculos muy precisos. En ocasiones, el cliente busca una solución barata, que no le haga incurrir en gastos muy elevados. Esto puede hacer cometer el error de contratar una empresa que se centre sólo en la procura y la instalación de un sistema, pero que no tenga en cuenta conceptos clave como lo son: el consumo de energía, el control y monitoreo remoto, la optimización de los procesos del cliente, lo que puede ocasionar gastos no necesarios, interrupciones en su producción, o hasta paro de su proceso de misión crítica por falta de una visión holística del proyecto.

 

La ingeniería de detalle nos obliga a dialogar con el usuario de la solución, a entender el requerimiento, a hacer cálculos, crear tablas y buscar números que son los que nos van a dar esta precisión que necesitamos. A veces, ni siquiera necesitamos detenernos demasiado tiempo. En cada proyecto hacemos un cronograma en el que viene definido el tiempo estimado para la ingeniería. Por ejemplo, para crear una memoria de cálculo, una filosofía de operación, planos mecánicos, hidráulicos, eléctricos y de control, podemos requerir más o menos tiempo dependiendo de la complejidad del proyecto.

 

Hay proyectos requieren estudios muy complejos. Así nos ocurrió recientemente en el Bajío, donde debíamos medir variables de temperatura y humedad en un área grande con muchas entradas y salidas de material y personal. En esta ocasión, el desarrollo de cálculos, la selección de equipos y sus componentes y, por supuesto, el desarrollo de la ingeniería de detalle, nos requirió algo más de tiempo, ya que debíamos analizar una nave industrial de 36,000 m² de acuerdo a horarios y meses del año. Tardamos aproximadamente cuatro semanas en realizar todas las mediciones.

En proyectos como estos, los cálculos rápidos no funcionan. Es más, nos atrevemos a decir que son muy peligrosos y, a la larga, muy costosos. Para hacernos una idea, analizando la capacidad de operar de acuerdo a la temperatura exterior en verano o invierno, pudimos hacer cálculos que le van a suponer enormes ahorros de energía a la empresa. Y repetimos, esto sólo se consigue de una manera.

 

La ventaja de contar con un equipo especializado en ingeniería es nuestra forma de dar al cliente la seguridad y la confianza de precisión que la operación de su negocio necesita. Comprendo el problema, luego actúo. Así lo hacemos en Customair: es un hecho que cumplimos lo que prometemos.

 

Te podemos ayudar con la ingeniería básica y la ingeniería de detalle. 

—————–

Miguel Nieto

Si quieres calidad e innovación con un sello de excelencia,

has encontrado lo que buscas.